{"message":{"orderPaymentUpdate":{"approved":"El pago de tu pedido fue aprobado. Da click aqu\u00ed para revisarlo.","declined":"El pago de tu pedido fu\u00e9 rechazado. Da click aqu\u00ed para revisarlo."}}}

Decreta tu destino, en lugar de hacer propósitos

Visto 2075 veces / 4 ene 2018

La mercadotecnia que rodean los últimos meses del año busca vendernos de todo: comida, dietas milagrosas, artículos de lujo e inclusive felicidad. Este 2018 toma las riendas de tu propio futuro y construye un monumento a tus proyectos.

Por Mónica Arreola, blogger de Café Curie y autora del libro "Doble letra". 

Me gusta mucho hablar (y pensar) en metáforas y alegorías. Supongo que es el efecto secundario de ser ñoña. Conforme se acerca el final del año calendario vuelvo a entrar en un mundo que me parece tan bizarro. Si pienso en los meses, noviembre y diciembre se parecen peligrosamente a las mejores borracheras que uno se pudiera imaginar. En estos meses hay posadas, reuniones familiares, viajes entre amigas y cafecitos para echar el chal. Son cerca de sesenta días llenos de eventos alegres. La atmósfera parece estar llena de buenos deseos y estrés desmesurado.

Continuando con la alegoría, enero se convierte en la peor cruda. A la mañana siguiente llega la hora de ver los estados de cuenta de las tarjetas, el número en la báscula y los pendientes en la oficina. Como buena mexicana, no me gustan los conflictos, así que desde hace un par de años me he dedicado a pensar, ¿por qué no ahorrarnos la crónica de la resaca anunciada? Con el realismo mágico impregnado en mi sangre latina he recorrido diferentes escenarios, tales como: hacer decretos, meditar, brindar, no brindar y hacer una revisión intermedia de avances de mis propósitos.

Este año pienso hacer algo diferente. He estado inmersa en mindfulness, diversas corrientes de yoga y el infalible wanderlust. Te invito a que tu también construyas tu altar de propósitos. Hay ciertas filosofías que te invitan a tener una representación visual de lo que es importante en tu vida. Si estudiaste en una universidad privada seguramente tuviste que idear tus metas de 3, 5 y 10 años. Y si eres de mi generación, probablemente ya rebasaste los 10 años. Antes de que tengas un breakdown mental estilo Mariana Treviño en “Como cortar a tu patán”, relájate, yo tampoco las cumplí. Más en esos años aprendí a depurar lo que es importante para mí. La combinación de ambas: anhelos y pilares deben de estar presente en tu altar.

Un altar no tiene porque ser esotérico, a menos que así lo quieras. Piensa en un espacio visible de tu cuarto o depa donde te puedas tomar unos minutos cada día. Mi spot es el mismo donde hace una década estaba colgado el fichero rosa con las metas de mi juventud. Ahora ha evolucionado a ser la esquina donde practico yoga o prendo incienso. Es un lugar visible de cualquier punto de mi cuarto y además está cerca de mi ventana. Ahora, piensa en tus propósitos del 2018. En mi caso, quiero publicar mi segundo libro, escribir más, poder conocer lugares nuevos y estar cerca de las personas que amo. Para mi altar tengo previsto dos figuras de elefantes, mi spirit animal, unas varitas de incienso y fotografías o mementos de mi familia sanguínea y elegida. No puedes dejar de lado el elemento natural. A mí, las flores me traen mucha paz.

La presencia de flores en mi hogar no solamente alegra mi espacio, sino que tambien traen consuelo en momentos dificiles y alegria en los momentos felices.

Al ser un altar de propósitos te recomiendo que lleves armonía a él. Puedes hacerlo al incorporar flores de tu jardín, flores de temporada y arreglos que has recibido. Procura que todos tus productos provengan de negocios locales o bien que los hayas recibido de alguna persona especial. Yo recibí una figura de elefante de Tailandia, el jarro donde quemo el incienso es de talavera poblana, el rosario de colores fue hecho por monjas mexicanas y las flores que tengo son compradas de lugares cercanos. Donde suelo comprar más frecuentemente es de Enviaflores, Semihita y Costco. Procuro que sean frescas y simbólicas de mi mensaje. El altar de propósitos debe de ser un puente entre las enseñanzas del pasado y los anhelos del futuro.

Mi altar incluye:

  • Fotografías de mi familia sanguínea, arregladas a manera de árbol genealógico (Costco). 
  • Fotografías de mi familia elegida, formando un mandala alrededor del altar (Costco). 
  • Vela en forma de elefante ((Zara). 
  • Memento en forma de elefante (regalo adquirido en Tailandia).
  • Varitas de incienso con aroma a vainilla (Zara).
  • Tetera de talavera (artesanía adquirida en Puebla). 
  • Arreglo de flores mixto (Envía Flores). 
  • Símbolos o elementos de los lugares que deseo visitar, como una fotografía de un ashram en India y un dibujo de zapatos de baile para Cuba. 
  • Rosario de madera en cuatro colores (artesanía adquirida en Nuevo León). 
  • Mis bullet journals de ideas, frases y borradores (Moleskine y fabricado en taller de La Libélula). 
  • “Leonora” de Elena Poniatowska (Gandhi), “Una habitación propia” de Virginia Wood (Gandhi) y la colección completa de “Novelas” de Jane Austen (Barnes & Noble). 

​No dejes que el estrés te consuma o que otro año más pase sin que construyas lo que tú quieres lograr. Crea la pauta del 2018 con un altar que te ayude a pavimentar tu nuevo camino.

Y tú, ¿conoces a alguien que le vendría bien recibir flores a domicilio, globos o un regalo? CUPÓN AQUÍ

Envía flores, globos y regalos a domicilio en cualquier parte de la República Mexicana.

Posts Relacionados

Utiliza tus fortalezas para lograr la felicidad
Utiliza tus fortalezas para lograr la felicidad

La psicología positiva permite al ser humano enfocarse en sus fortalezas para construir mejores cualidades en su vida y alcanzar la felicidad.

6 Tips Para Combatir el Estrés… con una Sonrisa
6 Tips Para Combatir el Estrés… con una Sonrisa

Quizá no sepas que incluso las cosas más sencillas de la vida pueden ayudarte a vivir el día a día sin perder la sonrisa y una actitud positiva ante cualquier situación. Conoce 6 tips que te ayudarán a combatir el estrés con una sonrisa.

¿Qué es primero: la felicidad o el éxito?
¿Qué es primero: la felicidad o el éxito?

¿Qué tipo de persona eres? ¿De las que prefiere el vaso medio lleno o medio vacío? Si eres de las últimas puede que te estés impidiendo conseguir tus metas.

Síguenos en redes sociales