{"message":{"orderPaymentUpdate":{"approved":"El pago de tu pedido fue aprobado. Da click aqu\u00ed para revisarlo.","declined":"El pago de tu pedido fu\u00e9 rechazado. Da click aqu\u00ed para revisarlo."}}}

Entre la Navidad y el Año Nuevo

Visto 1467 veces / 21 dic 2017

Bajamos la velocidad y nos detenemos a mirar en cámara lenta todo lo que sucedió y nos pasó durante esos doce meses que volaron como en oferta de “al dos por uno”.

Por Nicole Fuentes

Nicole Fuentes dirige el blog bienestarconciencia.me y es especialista en psicología positiva. 

Me gustan los días callados entre la Navidad y el Año Nuevo.

Me gustan las calles vacías, las tiendas cerradas, las horas lentas, el olor del recalentado, las comidas largas y los espacios de reflexión que invariablemente aparecen entre un ciclo que termina y otro que comienza.

Bajamos la velocidad y nos detenemos a mirar en cámara lenta todo lo que sucedió y nos pasó durante esos doce meses que volaron como en oferta de “al dos por uno”.

Hacemos el recuento del año que está por terminar para concluir si el balance fue positivo o no tanto. Y casi siempre lo evaluamos en términos de proyectos completados, el grosor de la cartera, promociones en el trabajo, adquisiciones materiales, popularidad en redes sociales.

Hoy me gustaría invitarte a que pongamos nuestro año bajo la lupa de siete aspectos muy asociados con la felicidad. 

La idea es reflexionar qué tan hábiles fuimos para cuidar, construir y mejorar nuestro bienestar emocional y, con base en esto, establecer nuestras intenciones para tener una vida más plena y feliz durante el año que está por comenzar.

Lazos sociales. Para ser feliz no hay nada más esencial que nuestras conexiones sociales. De fábrica venimos cableados para conectar y pertenecer a una comunidad. En este sentido podemos analizar cómo nos sentimos con respecto a la calidad de nuestras interacciones. ¿Le dejamos saber a las personas que queremos cuánto las queremos?, ¿Mostramos afecto?, ¿Dimos cariño?, ¿Comunicamos admiración?, ¿Ayudamos a crecer a alguien?, ¿Nos reconectamos con viejas amistades o hicimos nuevos amigos?, ¿Tuvimos contacto frecuente con nuestras personas favoritas?, ¿Interactuamos con diferentes tipos de personas?, ¿Fortalecimos vínculos en el trabajo?, ¿Aceptamos o creamos oportunidades para socializar? Y también importante… ¿Logramos alejarnos de alguna persona tóxica o deshacer alguna relación conflictiva?

Gratitud. Consiste en desarrollar un sentimiento profundo de agradecimiento con la vida. Tiene que ver con notar los pequeños detalles, lo bueno que nos pasa, lo que sí tenemos, sí podemos hacer y las personas que sí están con nosotros queriéndonos, apoyándonos y contribuyendo positivamente en nuestras vidas. ¿Vimos nuestro año bajo un lente de escasez o uno de abundancia?, ¿Logramos detectar los momentos lindos y buenos?, ¿Hicimos pausas para notar nuestras bendiciones?, ¿Mostramos nuestro agradecimiento a todas las personas que hicieron y hacen algo por nosotros?

Generosidad. Cuando contribuimos positivamente en la vida de alguien más nuestra sensación de bienestar aumenta. La generosidad y la felicidad van de la mano. ¿Hicimos alguna diferencia positiva en la vida de alguien más?, ¿Fuimos generosos con nuestro tiempo, nuestra atención, palabras o conocimiento?, ¿Detectamos micro oportunidades para ayudar?, ¿Tuvimos algún detalle para mejorar al ánimo de algún ser querido?, ¿Cuidamos el medio ambiente?, ¿Protegimos a algún animal?

Salud. Nuestro cuerpo es el único lugar que tenemos para vivir. Es difícil ser feliz cuando nuestra salud no anda bien o no tenemos la energía para hacer lo que tenemos que hacer. Hacer ejercicio –movernos de manera natural-, comer sano y dormir suficiente es clave para cuidar nuestro bienestar. Entonces…¿Cuidamos nuestra alimentación, estuvimos físicamente activos y dormimos suficiente?, ¿Atendimos los temas de salud que sabemos debemos monitorear? ¿Qué pequeño cambio podemos hacer para cuidar y mejorar nuestra salud durante el siguiente año?

Habitar en el presente. Las personas más felices viven y disfrutan el momento actual. Pasar mucho tiempo recordando el pasado genera sentimientos de nostalgia y depresión; mientras que pensar constantemente en el futuro produce ansiedad. ¿Qué tan hábiles fuimos para mantenernos en el momento presente, hacer pausas e involucrar nuestros sentidos para notar lo bonito alrededor?, ¿Fuimos capaces de concentrar nuestra atención y energía en una sola cosa o la repartimos en varias actividades a la vez?, ¿Cuánto tiempo perdimos naufragando en las redes sociales?, ¿Estuvimos presentes en las conversaciones con las personas que teníamos al frente?

Propósito. Las personas más felices pueden articular en una frase corta la razón por la que se levantan cada mañana –sin contar la alarma del despertador-. Cuando no tenemos claro a dónde queremos ir podemos llegar a todos lados. Nuestro propósito de vida está en la intersección de lo que nos apasiona, lo que sabemos hacer, nuestros valores, fortalezas personales y sentido de trascendencia. ¿Hicimos lo que nos inspira y disfrutamos?, ¿Pudimos hacer uso de nuestras fortalezas? ¿Seguimos nuestra curiosidad y aprendimos más sobre lo que nos gusta?, ¿Nos acercamos a nuestras metas?, ¿Dimos pasos en dirección a nuestros sueños?, ¿Trabajamos en nuestro legado?, ¿Si volviéramos a vivir el año que viene como vivimos el que está por terminar… avanzaríamos en la construcción de lo que verdaderamente es importante para nosotros?

Lo que nos hace felices. Una vida feliz es una colección de momentos agradables que podemos identificar o crear. ¿Dedicaste tiempo a hacer lo que te gusta?, ¿Bailaste, corriste, jugaste, leíste?, ¿Saliste con tus amigos?, ¿Viajaste?, ¿Caminaste con tu perro, escuchaste música o leíste? o ¿Dedicaste todo el año a sacar obligaciones y pendientes?

Una parte de nuestra felicidad o falta de ella depende de lo que hacemos y pensamos todos los días. Si queremos tener una vida más plena y feliz empecemos por definir una intención en cada uno de estos siete aspectos y seamos deliberados en cumplirla.

¡Mis mejores deseos para ti en este 2018 que ya está a la vuelta de la esquina!

Y tú, ¿conoces a alguien que le vendría bien recibir flores a domicilio, globos o un regalo? CUPÓN AQUÍ

Envía flores, globos y regalos a domicilio en cualquier parte de la República Mexicana.

 

 

Posts Relacionados

Marsala, entre las tendencias del 2015
Marsala, entre las tendencias del 2015

Marsala, el color tendecia del 2015 cumple un estricto estándar de buen gusto a través de una compleja sofisticación

Cáncer de mama: La importancia de la inteligencia emocional
Cáncer de mama: La importancia de la inteligencia emocional

La detección y atención temprana es clave para combatir el cáncer de mama, pero así como los factores médicos juegan un papel importante, la inteligencia emocional también lo es.

¿Cómo reaccionar después de un sismo?
¿Cómo reaccionar después de un sismo?

Es momento de ayudar a los afectados en estas ciudades y que florezca un México más fuerte y unido. 

Síguenos en redes sociales